2020-05-01

¿Qué es el Mindfulness?

El Mindfulness consiste en el entrenamiento de la capacidad atencional de forma consciente de modo que la podamos dirigir hacia el momento presente y observar nuestro interior, nuestras emociones y nuestras experiencias sin identificarnos con ellas. También se conoce como conciencia plena.

Se basa en la aceptación y en la neutralidad, es decir, en aceptar la realidad tal como viene, sin oponerse a ella, sin juzgarla ni criticarla, estableciendo objetivos y adoptando una actitud de apertura a la experiencia y una actitud de observador con mente de principiante, sin dejarnos influir por los recuerdos y viendo la situación como si fuera la primera vez que se experimenta.

Su papel consiste en la integración de la mente emocional y la racional con equilibrio. No se busca ni el control ni el cambio, sino la aceptación, reconociendo la existencia del sufrimiento y sintiendo interés con afecto.

El cerebro funciona como un procesador de información, seleccionando y automatizando las tareas para ahorrar recursos. Esto es altamente sofisticado, pues nos permite desenvolvernos en nuestro entorno adecuadamente sin vernos sobrecargados de información. El problema surge cuando los automatismos se convierten en rumiaciones como por ejemplo, estar pensando en el trabajo del día cuando estamos tomando la ducha matinal, impidiéndonos disfrutar de la sensación del agua caliente. Mindfulness actúa interrumpiendo estos automatismos perjudiciales que nos impiden disfrutar del presente, de modo que con la práctica podemos dirigir la atención hacia los estímulos del momento, tanto internos como externos, de forma voluntaria e integradora con las sensaciones del presente.

No somos experiencias sino que tenemos experiencias y estas no son permanentes. Así, los mecanismos terapéuticos del Mindfulness se resumen en la observación de las sensaciones, pensamientos y emociones sin juicios y con la conciencia de que tarde o temprano se irán; mejora la atención de modo que podemos dirigirla hacia donde deseemos; mejora la aceptación de modo que no sintamos la necesidad de escapar ni evitar los estados emocionales negativos; genera cambios cognitivos y mejora la autogestión; fomenta la relajación, a pesar de que no es el objetivo de la técnica.

 

 

Roi R. Labrador

Psicólogo sanitario en Psicosaludmental y en Saudade Psicología.

 

PsicoSaludMental Psicología Online. Psicoterapia Online.